Puerto de escala
Bookmark and Share
Explorando el Doloroso Pasado de Odesa, Apr 7, 2012
El Barco de la Paz llegó a Odesa durante el desfile del Día de los Inocentes de la ciudad, que celebra el estado de Odesa como "la ciudad del humor". Sin embargo, bajo esta fachada exterior de humor se encuentra una historia trágica de la ciudad.
Odesa es conocida como la "ciudad del humor." De hecho, cada año, el 1ro de abril, se llevan a cabo grandes celebraciones para el Día de los Inocentes, en el que la gente se viste con extraños trajes y disfraces, demostrando la idónea ironía y humor de sus ciudadanos. El Barco de la Paz llegó a Odesa durante este evento, en su primera visita a Ucrania, y muchos de los participantes se unieron en la divertida ocasión. Sin embargo, debajo de toda esta alegría, Odesa tiene una historia trágica. En el segundo día de su estancia, los participantes pudieron aprender más acerca de la ciudad, y profundizar en el pasado de Odesa a través de una visita a las catacumbas.

Un monumento dedicado a los 17.000 judíos que perecieron en Odesa durante la Segunda Guerra Mundial.
Fundada en 1794, Odesa es una ciudad relativamente joven. En el siglo XIX fue conquistada por Rusia y se convirtió en un importante puerto del imperio ruso. Durante cincuenta años, Odesa fue declarada zona libre de impuestos, por lo cual atrajo a gente de diferentes lugares, con una comunidad judía especialmente grande. De hecho, a finales del siglo XIX Odesa tuvo la mayor diáspora judía en Europa del Este. Muchos de los judíos residentes iniciaron la exportación de granos y cereales, convirtiendo a Odesa en una ciudad rica y dando origen al apodo de Ucrania como "el barril de granos." A medida que la población judía se hizo más rica, el disgusto de los rusos por ellos creció y entre 1905 y 1917 se dieron muchos conflictos. Cuando los bolcheviques llegaron al poder en 1917, muchos de los judíos vieron sus casas expropiadas. Sin embargo, no fue hasta la invasión nazi en 1941 que los judíos de Odesa experimentaron los peores tiempos de terror.

En una "atrocidad extrema," los 17.000 judíos de Odesa fueron obligados a recoger sus objetos de valor y, a caminar tres kilómetros hasta una zona donde había un gran agujero. Allí, todos fueron fusilados por soldados nazis.
El guía local Dimitri Kolomiets llevó a los participantes a un monumento judío situado en el centro de Odesa. El monumento, construido en 1999 después de que Ucrania se independizó de la antigua Unión Soviética, recuerda a los judíos que perecieron en Odesa durante la 2da Guerra Mundial. El Señor Kolomiets contó a los participantes cómo, en 1941, se le pidió a los judíos de Odesa que recogieran sus objetos de valor y se reunieran en el lugar donde el monumento se encuentra actualmente. Desde allí fueron llevados a un gran agujero a tres kilómetros de la ciudad, donde los soldados nazis estaban de pie con ametralladoras, fusiles y espadas. Todo el mundo pensaba que estaban siendo llevados a un campo de concentración o a un gueto, sin embargo, cuando llegaron al agujero, después de haber sido forzados a entregar sus objetos de valor, todos los 17 mil de ellos fueron fusilados. "Fue la atrocidad extrema", dijo el Sr. Kolomiets a los participantes, "no se les dio siquiera la oportunidad de continuar sus vidas, sin importar en que horribles circunstancias. Ellos fueron simplemente aniquilados, como animales".

Los participantes entraron en las catacumbas de Odesa: una enorme red de túneles subterráneos que se extienden por aproximadamente 3000 kilómetros, donde los partisanos vivieron durante la ocupación nazi.
La repentina noticia de que Alemania había invadido la Unión Soviética en el 22 de junio 1941 causó gran conmoción, ya que Stalin y Hitler habían hecho un acuerdo previo de permanecer fuera de el territorio del otro. Hitler esperaba ocupar la Unión Soviética en menos de seis meses y rápidamente comenzó su proceso de conquista de las principales ciudades de la Unión. Odesa fue conquistada en 73 días, un poco más que las tres semanas que inicialmente esperaba. Las fuerzas nazis encontraron fuerte resistencia de los residentes, y fue en parte gracias a esta resistencia que algunos sitios importantes en Odesa, tales como la Royal Opera House, se salvaron de la destrucción. Los nazis tenían instrucciones estrictas para eliminar cualquier partisano, o cualquier anfitrión de partisanos, y fue así que comenzaron los tres años de residencia de los partisanos en las catacumbas de Odesa.

A través de las paredes de las catacumbas está escrito: "Total odio al enemigo", una demostración de la firme voluntad de los partisanos que les permitió vivir durante tres años en las condiciones extremadamente duras de las catacumbas.
Los participantes tuvieron la rara oportunidad de entrar en este laberinto de túneles subterráneos. Se cree que se extienden por aproximadamente 3000 kilómetros, aunque, como sólo el 70% han sido registrados el tamaño exacto es desconocido. El Señor Kolomiets dijo a los participantes que una vez que el registro sea completado, este se pondrá en el Libro Guinness de los Récords como las catacumbas mas extensas del mundo. 30% de las catacumbas son naturales, pero el 70% fueron construidas por el hombre, excavadas con el fin de recoger piedra caliza para la construcción de viviendas. Mientras los participantes entraron en el piso más bajo de las catacumbas de tres pisos, pudieron experimentar el olor y la humedad que, en el pasado dio a los partisanos un olor muy rancio, y volvió su piel gris. Esto los hacia fácilmente reconocibles por los nazis, razón por la cual no podían salir a la calle durante el día. Sin ver la luz del día, y viviendo en el miedo, muchos partisanos desarrollaron problemas de salud mental, y comenzaron a alucinar. Muchos de ellos también se enfermaron de bronquitis o reumatismo. Al enterarse de los horrores que los partisanos experimentaron, y ser testigos de las insoportables condiciones en que vivían, los participantes fueron capaces de comprender su intensa voluntad de ganar, la cual les ayudó a sobrevivir. De hecho, en varias paredes esta escrito: "Total odio al enemigo."

Los participantes se reunieron con el ex soldado Sr. Vladimir Nichichuk Gavrilovich, de 87 años de edad, quien les ha pedido "recordar a los muchos que murieron durante la guerra, y -para- celebrar la existencia de la paz dentro de Odesa en la actualidad."
1500 partisanos vivieron en las catacumbas, sin embargo, sólo 20 personas sobrevivieron hasta el día de la victoria que llegó el 10 de abril de 1944, cuando el ejército Ucraniano liberó Odesa. La valentía de estos partisanos sin embargo, no ha sido olvidada. Fuera de las catacumbas, los participantes pudieron ver un gran monumento dedicado a los hombres y mujeres que perdieron sus vidas resistiendo la ocupación de Odesa. Después de visitar las catacumbas, los participantes se reunieron con Nichichuk Gavrilovich Vladimir, un ex-soldado de 87 años de edad que combatió en la Segunda Guerra Mundial. El Sr. Gavrilovich dijo a los participantes que todavía hay algunos partisanos que viven en la actualidad, quienes en el próximo 10 de abril celebraran la liberación de Odessa. "Les ruego también a ustedes hacer un brindis ese día," pidió el Señor Gavrilovich a los participantes, "para recordar a los muchos que murieron durante la guerra, y para celebrar la existencia de la paz dentro de Odesa en la actualidad."